Cuando piensas en grandes escritores, ¿en quién piensas? Probablemente te vienen a la cabeza escritores famosos. Pero no los técnicos y auditores de tu empresa. Sin embargo, escriben tanto o más que tus escritores preferidos. Y el producto de su trabajo se traduce en decisiones estratégicas cruciales para tu organización. Son expertos en análisis, auditoría y control. ¿Pero lo son también en comunicarlo por escrito a un target heterogéneo de lectores?

 

El personal técnico y de auditoría dedica una parte importante de su jornada laboral a escribir informes de 20 páginas o más. Estos documentos, que analizan datos y especifican los cambios necesarios, circularán durante semanas entre distintos lectores de la organización, que los interpretarán para tomar decisiones. Esta red de lectores diversos no facilita lograr la claridad. Más bien al contrario. Un punto crucial para un determinado público puede no serlo para otro.

Como resultado, los directivos no entienden bien cuál es el problema ni qué medidas deben tomar para solucionarlo. Según mi encuesta a 40 directivos de grandes empresas, los informes mal escritos les hacen perder el tiempo y no les resultan útiles para tomar decisiones.

Un coaching de escritura  incide en la calidad de los documentos y, por consiguiente, agiliza la toma de decisiones. Hay tres razones para organizar un taller de escritura en tu empresa:

1. Unificar la documentación. Después de un taller de escritura, los profesionales utilizan los mismos criterios de orientación estratégica, estructura y edición de sus textos.Esto facilita el proceso de elaboración y reduce el tiempo de escritura. Cada informe no se elabora desde cero, sino con una metodología sistematizada, que se repite y reproduce en cada trabajo.

2. Potenciar una cultura colaborativa. En un taller de escritura, los participantes adquieren hábitos de escritura colaborativa y se muestran más dispuestos a trabajar en equipo y a recibir el feedback de compañeros y lectores.

3. Conseguir resultados medibles. Si inviertes en formación, es lógico que quieras saber el retorno. En el último taller que impartí a veinte auditores, los directivos analizaron veinte piezas de escritura de los asistentes previas al taller y veinte posteriores. Los resultados mostraron una mejora en los siguientes aspectos:

  • 80% en la calidad general

  • 70% en la estructura

  • 80% en la claridad

  • 40% en argumentación y análisis

Invierte en un coaching de escritura. Te saldrá a cuenta.

www.comunicacioescrita.com