hyde

Cuando la pasión nos nubla la razón

 

Leo estos días Las trampas del deseo. Cómo controlar los impulsos irracionales que nos llevan a error, de Dan Aiely (Ariel, 2011), un estudio sobre cómo nos comportamos los humanos cuando actuamos movidos por la pasión y el impulso.

Tras diversos experimentos sobre hábitos sexuales de los jóvenes, el autor, experto en psicología del consumo, llega a la conclusión de que incluso las personas más inteligentes y racionales, cuando se ven arrastradas por la pasión, se convierten en alguien totalmente distinto a quién creían ser. En estas situaciones es cuando emerge Mr.Hyde, el incontrolado alter ego del doctor Jekyll que ideó Robert Louis Stevenson a finales del siglo XIX.

El autor sugiere que este estado irracional no se limita al escenario de los encuentros eróticos. Cuando “perdemos la cabeza” en el entorno laboral porque nos sentimos de verdad enfadados, nuestro Hyde puede tomar el control.

Por ejemplo, cuando el jefe o un compañero de trabajo nos critica en público, podríamos sentir la tentación de enviarle un email vehemente. Y arrepentirnos al día siguiente, cuando nuestro estado emocional haya cambiado. En este caso, la mejor decisión será recelar de este comportamiento que en este momento nos parece el más justo y dejar el mensaje en la carpeta de “Borrador” durante unos días antes de enviarlo.

Debemos explorar las dos caras de nosotros mismos: necesitamos entender el “estado frío”—Jackyll— y el “estado caliente”—Hyde. No entenderlo puede hacernos fracasar en distintas facetas de nuestra vida. El hecho de tomar consciencia de nuestras decisiones erróneas cuando nos dejamos llevar por una emoción intensa puede ayudarnos a aplicar el conocimiento de nuestra parte Hyde de nuestro yo a las actividades cotidianas.

Posted by Conxita Golanó