Patrón de lectura en pantalla

Eyetracking

Al publicar textos en páginas web o newsletter, es importante conocer los hábitos de lectura.¿Nos adentramos igual en las páginas de una novela que en la información de una web? Es de suponer que no. De la misma manera que no compramos igual en un supermercado que en el colmado de la esquina. Eso lo tienen claro los genios del merchandising cuando eligen colocar los productos en un extremo del lineal y en una fila determinada.

Estudios de eyetracking muestran que la lectura en pantalla sigue un patrón en forma de F: leemos entera la primera línea, nos adentramos un poco en la segunda y seguimos una lectura en vertical de las primeras palabras de cada frase. Sólo si estas primeras palabras atrapan nuestra atención, completamos la línea. Si al principio de línea encontramos palabras vacías o expresiones demasiado abstractas, abandonamos la página.

Como en una visita apresurada al supermercado con una lista de la compra reducida. Ya sé que la analogía es un poco rara, pero tiene cierta gracia y quizás despierte alguna sonrisa. Las ideas, en realidad, son productos que colocamos arriba a la izquierda para que el lector alargue la mano y se las lleve a casa. O lo que es lo mismo: las comprenda y recuerde, que de eso se trata cuando las disponemos en pantalla.